Presentación

Presentarse es aparente fácil; pero no lo es tanto.  Empiezo por el nombre que mis padres han elegido.  Me llamo María Laura Vigo, nací en Lomas del Mirador, en el partido de La Matanza (y continúo viviendo en esta localidad).  Soy licenciadas en relaciones públicas (comunicación institucional) una carrera con un amplio plan de estudio (un poco de todo).  Esta profesión encajaba perfecto con mi falta de decisión y mi facilidad para estudiar cualquier materia.  Una elección cuasi azarosa y de la que me fui enamorando; así como también me fui también enamorando de la docencia en estos  ocho años de ejercicio (capítulo aparte).

Durante la carrera trabajé en restaurantes como recepcionista y organizando eventos.  Una vez recibida entré al Renar (Registro Nacional de Armas) donde trabajé en atención al cliente y al socio y maneje parte de la comunicación.  Luego trabajé en medianas empresas también en el sector de comunicación antes de ingresar a docencia.   En el medio de todo esto me casé y fui mamá.  Esto, las extensas jornadas laborales y la insistencia y el amor a la profesión de mi madre y hermana (ambas en el ámbito docente) hicieron que empiece a trabajar como profesora; profesión que amo y que hoy elegí como forma de vida.

Muchas veces dudé;  los ingresos en las empresas en las que tenía posibilidad de entrar eran superiores; pero ya no podía volver atrás; entonces decidí que si quería continuar en este camino tenía que perfeccionarme.  Aquí me encuentro a punto de comenzar el tramo pedagógico,  recién separada y con la carga de mantener a mis hijos (situación no dramática; pero si de mucha responsabilidad).

Más allá de que hace varios años que estoy ejerciendo la profesión y aprendiendo día a día del arte de enseñar, que me nutro constantemente de ese ida y vuelta entre mis chicos y yo; considero que este tramo me aportará conocimientos didácticos y pedagógicos teóricos que podré aplicar día a día en pos de la mejora del rol.

En estos años (ya ocho) de ejercicio en el nivel secundario de colegios estatales de La Matanza (hoy además trabajo en un colegio privado)  fui aprendiendo este arte. Al principio quería cumplir a rajatabla con el programa, llevaba material innovador; pero ocurría que los chicos no podían comprender ese material.  Me desesperaba y buscaba actividades similares, trataba de explicar como trabajar con lo implícito; pero había falencias previas y si o si tuve que adaptarme a la realidad y trabajar con lo que había.  Despertar el interés de alguna manera con técnicas distintas que entusiasmen a este adolescente posmoderno; inteligente; pero quizás con poco hábito de estudio y con carencias en lo formal.

Aunque hoy la vida sea un poco más difícil; sigo dedicando momentos del día a hacer algo que tanto me apasiona (soy una apasionada); correr.  Este deporte, la terapia tradicional, principalmente mis hijos, amigos y mis queridos alumnos ayudan a que pueda seguir con ganas.  Ganas y energía que nunca se apagan y hacen que pueda seguir caminando (y corriendo).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Formar Grupos, Presentación, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s